viernes 22.10.2021

Una pequeña gran persona

werter
Una pequeña gran persona

Allá por el año 2007, estábamos sacando unas fotografías a un partido en Oira, cuando de repente vimos a un chaval de unos cuatro añitos que andaba pegándole a una pelota en la zona de la entrada. El balón parecía más grande que el. Su padre estaba viendo un partido en la zona baja, Valentín. Hablando con él, le comentamos que podía traer al enano algún día, no parecía muy convencido por que era muy pequeñito, pero al final apareció un día por el sexto y entrenó con los chavales que le sacaban un par de años.

Nunca pensamos  lo que llegaría a suceder lo que paso con este enano. Ya desde un principio se le notaba algo especial. Su concentración era increíble y había veces que se adelantaba a la explicación que querías dar a los demás. Poco a poco fuimos montando el equipo y al cabo de dos años nos encontramos con 18 jugadores de más o menos un nivel alto. Lo que hicimos fue dividir al grupo en dos grupos de solo 9 jugadores y participamos en la primera liga Prebenjamin que se formó.

Sin embargo estos grupos tenían una circunstancia especial en un lado estaban los que más condiciones tenían, al menos a priori y en el otro los que menos, pero para igualarlos, pusimos a este enano con los segundos. Fue un año fantástico, Huguito que es como se llamaba nuestro protagonista se echo su equipo a las espaldas y ganaron la liga en una final épica contra sus compañeros. Pero en realidad esto no fue lo importante. Lo mejor ese año fue que todos, pero todos sus compañeros querían jugar con él, incluso los de los equipos superiores de edad siempre preguntaban por él. El motivo era que hacia grupo siempre estaba para ayudar a quien hiciese falta sin importarle que sus compañeros fueran de tres años más de edad o fuesen muy pequeñitos siempre estaba ahí para ayudar.

Después de aquel año ya participo con los Benjamines haciendo una liga fantástica siendo de primer año y cuando fue de segundo año volvió a echarse el equipo a sus espaldas y conseguimos llegar a una final del gallego de sala que a punto estuvimos de hacer historia. Torneos, ligas, Copa Diputación. Huguito siempre estuvo hay.

Sin embargo se veía que el club se le quedaba pequeño, por  sus cualidades, que las tenía y muchas sino por su espíritu de mejoría innata que tenía. Cuando fue Alevín de primer año, el club recibió el interés del Celta. En un principio creímos que debía esperar un año más a irse a Vigo, pero no contamos con su fabulosa cabecita. Fue un acierto que fuese a Vigo a esa edad. La madre, “La Pepa” como la llamamos acertó de pleno.

Huguito ha sido el jugador que más huella ha dejado en el fútbol ocho Pontino, ahora Ourensanista de largo. Siempre estará en nuestros corazones, como futbolista y sobretodo como persona en letras mayúsculas.

Opinión de sus entrenadores;

Antonio Ensá (Benjamines): Jugador con una técnica impresionante. Su cabeza iba por delante de su edad, eso hacía que fuese un jugador diferente. Veía cosas que el resto no veía. Como persona un diez.

Alberto Vidaurre (Iniciación y Prebenjamines): Después de veinte años entrenado puedo decir, de corazón, que ha sido el peque, que más he disfrutado trabajando junto a él. Posiblemente he aprendido más de él, que él de mí. Una pequeña persona en letras mayúsculas.

De vez en cuando trae a su hermano Anxo que tiene unos seis años menos, al Sexto a entrenar. Por supuesto ayuda a entrenar como si fuese un prebenjamín mas, como no podia ser de otra manera.

Os dejamos la entrevista que le hizo De la Morena en su programa de la Ser.

[audio mp3="2015/12/VN-20151229-WA001-mp3cut.net_.mp3"][/audio]

Aquí os dejamos la noticia que ha salido hoy en el Sport. Sin palabras. Para verla pulsad aquí.

Y aquí este pequeño video de sus vivencias con nosotros.

hugoooowHuguito en un partido en Arrabaldo

Comentarios