Viernes 22.09.2017

Nuestra familia, no olvida

Nuestra familia, no olvida

De vez en cuando esta bien recordar viejas noticias en la que todos nos vemos reflejados o como mínimo el sentimiento de club aflora en nuestros corazones  y demuestra que  somos una gran familia.

Muchas veces hemos escrito en la sección de otras noticias en las anteriores Webs del club, pero hemos querido rescatar una noticia de las que mas sentimiento tenia y posiblemente de las mejores que se ha escrito.

Allá por el año 2009, es decir hace unos seis años, escribimos sobre un chavalín que después de un año de lucha por conseguir no quedarse invalido, vencia esta enfermedad y ahora se encuentra jugando en el Cadete de Gallega y de segundo entrenador en el Prebenjamín A. Una de esas victorias dificil de cuantificar.

 El articulo del 2009 decía así:

El fin de semana pasada ganó el Primera Regional, el Juvenil A o el Infantil B en un épico partido, también varios equipos de fútbol siete entre otros, pero sin duda la mayor victoria de la jornada y de la temporada hasta el momento, no se produjo dentro del terreno de juego sino en el banquillo de la izquierda del campo de fútbol siete.

Eran las 10:45, cuando un niño pequeño, cojeando un poco se acercaba al banquillo y se sentaba en el. Este simple gesto fue, al menos de momento la mayor victoria del club. El niño es nuestro Benjamín Chao que en el mes de Septiembre ingresaba en la residencia aquejado de una infección en la dentadura.

Esta infección se propago por los huesos y durante varios meses estuvo hospitalizado y los medicos le daban pocas probabilidades de poder andar de por vida, ya que la bacteria le había comido literalmente el hueso de la cadera. Todos los miembros de su equipo el Benjamín A lo visitaban al hospital de manera frecuente al igual que sus entrenadores actuales y antiguos. Nos sorprendía su entereza.

Hace dos semanas visitó a la medica que le iba a dar las pruebas despues de mas de tres meses de tratamiento, sin ir al colegio y la mayoría de ellos, en el hospital. La médico no se creía como era posible que regenerase el hueso carcomido,lo acachó a la fuerza de voluntad del pequeño y le dio la buena nueva de podría andar con normalidad y sobretodo la pregunta que mas temía nuestro Benji, que podría volver a jugar a fútbol. Según nos contó su madre su reacción fue abrazarse a la médico de forma espontanea.

Cuando se hizo el saque inicial de ese partido con el Verín, en realidad la sensación era de victoria quedase como quedase el partido. Fue una auténtica pena no poder estar allí para poder disfrutar del momento, pero nos enteramos el viernes y teniamos que viajar a Lalín con los mas pequeños de fútbol siete. El día que vuelva a pisar el sintetico de Oira (Marzo mas o menos), estaremos con la camara, el vídeo y si hace falta  los bombos o lo que haga falta y por supuesto esta vez no habrá ninguna excusa de partidos aunque sea una final, o lo que sea.

Recientemente nos contaba la madre que le habían regalado al pequeño un cd con la película de "Carros de fuego", en ella se podía leer: "Cerrando los ojos, podemos recordar a aquellos hombres jovenes, con esperanza en sus corazones y... alas en sus pies".

#t=15

Cerrando los ojos se puede recordar a aquellos hombres jóvenes, con esperanzas en sus corazones y alas en sus pies

Comentarios