Jueves 23.11.2017

Nuestras chicas pierden el primer round de la final de la Supercopa de España por 3-5

La primera parte de esta nueva final disputada por nuestras chicas concluye con una dura derrota ante el  Atlético Navalcarnero por 3-5, pero nuestras chicas, como siempre hacen están dispuestas a luchar hasta el último segundo como unas grandes campeonas que son, por lo tanto, la final se pone muy cuesta arriba, casi una misión imposible, pero esa palabra no existe para este equipo, por eso nosotros seguimos creyendo chicas, porque ya nos habéis demostrado que sois muy grandes.

Ourense_Envialia_Futsi_Ida_SuperCopa
Ourense_Envialia_Futsi_Ida_SuperCopa
Nuestras chicas pierden el primer round de la final de la Supercopa de España por 3-5

Gran fiesta del fútbol sala femenino la vivida hoy en el Pabellón de Os Remedios, que nuevamente se vistió de gala para acoger una nueva final de nuestras chicas, y como siempre la afición no falló (alrededor de 1300 personas) generando un ambiente increíble, que sigue poniendo de manifiesto que en Ourense el fútbol sala femenino tiene mucho poso.

La final comenzó con un Ourense Envialia apretando muy arriba la salida del balón del Atlético, lo cual pronto sirvió para general un par de ocasiones primero de Luci y luego de Marta que pusieron el ¡uyyy! en la grada, y así a los cuatro minutos luego de una recuperación en el centro del campo y una rápida contra llevada por Luci, nuestra incombustible Bea Seijas ponía el 1-0 en el marcador.

A partir de ese momento, el Atlético se empezó a asentar en el campo y poco a poco se hizo con el control del juego, a partir del cual llegaron varias ocasiones de peligro, pero no fue hasta el minuto 15, cuando Ju Delgado, luego de una jugada personal en la cual dejó atrás a su par, consiguió batir de un fuerte zurdazo a nuestra Vane para poner el marcador en tablas 1-1. El Atlético como grandioso equipo y campeón que es no se conformó con el resultado y siguió apretando y metiendo en apuros a nuestro Ourense incluso Ju Delgado tuvo un tiro al palo, pero nuestras chicas se repusieron del golpe y el juego se igualó al igual que el marcador para concluir así, en igualdad el primer periodo.

En la segunda parte nuestras chicas volvieron a salir bien al campo, con la intención de presionar arriba pero pronto recibieron un duro mazazo, porque a la salida de un córner en una jugada desafortunada nuestra Bea Seijas marcaba tras un rebote, en propia puerta el 1-2, el cual significaba la vuelta al marcador del Atlético. A partir de ese momento nuestras chicas notaron el golpe y durante una fase de cinco, seis minutos el Atlético a sabiendas como equipo grande y acostumbrado a jugar finales que es, que era el momento de la final, embotelló a nuestro equipo disponiendo de dos o tres claras ocasiones, pero nuestro equipo supo aguantar los envites y quitar su genio de equipo grande, y así, en un robo de balón de Claudia Terrés en medio campo en el cual ve a la portera del Atlético un poco adelantada, no se lo piensa y de una fuerte disparo la bate para poner el 2-2 en el marcador y las espadas en todo lo alto de la final en el minuto 27.

Pero una vez más el Atlético devolvió el golpe y casi al instante, puesto cuando algún aficionado aún celebraba el empate, Marta Pelegrín tras una falta magistralmente ejecutada ponía el 2-3. Pero nuestro Ourense Envialia no se rindió y pronto dio la réplica con una ocasión de Antía, y empezó nuevamente a empujar en busca del empate, pero cuando había ya recuperado el control del partido y empezaba a embotellar al Atlético, María Sanz ponía el 2-4 en el marcador, y parecía sentenciar la final a falta de ocho minutos. Luego de esto, se produjo la peor noticia de la noche, puesto que en una jugada de ataque, nuestra Sara Moreno, tras recibir una falta e irse al suelo, tuvo la desgracia de que la defensora le cayera encima de la cabeza lo cual le provocó un tremendo golpe, que hizo que tuviera que ser traslada a un centro médico (indicar que Sara por fortuna está bien y deberá permanecer en observación 24 horas – Ánimo Sara) lo cual provocó que el partido estuviera suspendido 15 minutos mientras atendían a Sara.

Este hecho afectó nuevamente a nuestro equipo, puesto que existía preocupación entre todas nuestras chicas por saber cómo estaba su compañera, por eso en la reanudación nuestro equipo había perdido el ritmo, y estuvo unos minutos a merced del Atlético, hasta que Amelia Romero, tras una pérdida en centro del campo se iba escorada y batía desde la izquierda de fuerte disparo a Vane y ponía el 2-5 en el marcador en el minuto 38 y lo que parecía en aquel momento la sentencia definitiva de la final, pero justo a partir de ese momento, cuando todo parecía indicar que estaba decidido, nuevamente nuestras chicas sacaron su casta de campeonas, y nos deleitaron con dos minutos apasionantes de fútbol sala, primero fue Marta de fuerte disparo la que casi bate a Estrella, y luego Luci, después tras una falta a Antía cuando encaraba la portería, Claudia Terrés dispuso de un doble penalti que se fue alto, hasta que en una nueva falta, que al estar en cupo volvía a significar doble penalti, Luci, batía por toda la escuadra a Estrella para poner el 3-5 a falta de 37 segundos, pero esto no era todo, porque nada más sacar del centro del campo, Marta robó un balón de cabeza, recorrió medio campo sorteando a dos rivales, y lanzo un disparo que se fue por centrímetros.

En definitiva, que la final está muy complicada si, pero teniendo a este equipo de campeonas como es nuestro Ourense Envialia todo es posible, puesto que como decía antes, para este equipo no existe la palabra imposible.

¡Vamos chicas, seguid haciendo que soñemos, porque sois muy grandes!