Jueves 21.09.2017

Cuatro pequeñas historias

Cuatro pequeñas historias

No David, no tuvimos el apoyo de 60.000 aficionados, hemos tenido el apoyo de 43 millones de sudraficanos. Francois Pienaar

"El deporte puede crear esperanza donde antes solo había desesperación". Nelson Mandela

Sin duda el deporte de masas es una herramienta que puede llegar al corazón de mucha gente, en realidad no de mucha gente sino de toda una nación. Es un lazo que puede unir a razas, a combatientes incluso a naciones con otras naciones.

Esta noticia va a ser muy larga, pero merece la pena, al menos intentar leerla, pues no creo que nadie quedara indiferente antes estas líneas escritas con un nudo en la garganta.

El rugby, ese deporte en donde parece que todos se van a matar a base de empujones y placajes, es sin duda el deporte que más nobleza ha contribuido a este pequeño mundo que nos une. Os vamos a contar cuatro historias sobre ella. Como gracias a él, se unieron dos naciones totalmente irreconciliables, como gracias a ella una unión dividida por el racismo de una raza a otra se unió en una sola de manera increíble, como en una gran isla se habían exterminado a sus habitantes autóctonos  y como resurgieron gracias a él y finalmente como en otra pequeña gran isla todos los habitantes saben los orígenes de sus primeros pobladores y están orgullosos de ello, pese a ser otra raza diferente. Preparaos para una noticia en donde lo que se quiere expresar es difícil de transmitirlo con letras.

Eire

Año 1912, la Gran Bretaña concede la independencia a la isla de Irlanda. Casi toda la isla es católica, pero solo unas cuantas provincias del norte son protestantes y de manera unilateral se declaran que pertenecen a la Gran Bretaña. La isla se divido en dos, Irlanda por un lado e Irlanda del norte por el otro. Esto dio lugar a una guerra fratricida entre el gobierno inglés y la guerrilla irlandesa llamada IRA (ejército Republicano Irlandés). Más de 5.000 personas muertas, entre asesinatos, terrorismo, siendo 1972 el año de cenit con 500 personas muertas. El odio entre los dos países era tan profundo que no se le veía solución por ningún lado.

Pero... en 1990 de forma sorpresiva, las dos federaciones de rugby, decidieron jugar el VI naciones como un único equipo, llamado Eire. Hubo protestas por los dos bandos, pero en el primer partido jugado por estas selecciones en Belfast, se creó un himno nuevo para este equipo en donde la letra diese a entender la unión de las dos Irlandas.  "Ireland's Call" (La Llamada de Irlanda). Todo el estadio de pie cantando el nuevo himno fue un indicio poderosísimo para los políticos y la sociedad. Los irlandeses querían la paz.

A los pocos meses comenzó el proceso Sinn Fein, el proceso político  que daría la paz a la isla. El IRA se desmantelo y comenzó la defensa de Irlanda de Norte de manera pacífica y política.

En la actualidad, el equipo de Eire de rugby, juega unificado. Su himno es el Ireland's Call y su bandera es la bandera de San Patricio, la bandera de las cuatro provincias, que representa las cuatro provincias históricas que conforman la isla de Irlanda: Connacht, Leinster, Munster (pertenecientes a Irlanda) y el Úlster (perteneciente a Irlanda del Norte y a la República). La unión de la isla se puede ver en cada partido que se juega en Belfast, en el Irlanda del norte, sede oficial de la selección de Eire.

El himno unificado de Eire. La emoción es palpable en todos los jugadores. El estadio entero los acompaña

Sudrafica

La república de Sudáfrica fue colonizada por los holandeses a principios de siglo pasado, pero después de las guerras bóer, los británicos fueros los que pasaron a controlas el país. La raza blanca británico con un escaso 10% de la población pasó a dominar al otro 90% de raza negra. Comenzó el apartheid. Una durísima represión blanca que llego hasta la década de los 90. En esa época después de muchísima presión internacional pro fin esta represión blanca se deshizo al convocarse elecciones libres en donde gano con mayoría aplastante Nelson Mandela. El odio acumulado por los negros a los blancos era inmenso. Mandela actuó como un líder que quería la unión de las dos razas, pues si no se unían el país tendría un serio retroceso en todos los sentidos. No sabía qué hacer para conseguir ello, pero.... de manera casi milagrosa pensó en el deporte. Ni cortó ni perezoso impidió que la nueva federación de rugby dominada por la raza negra, impidiese que los colores verde y oro de los springbok se destituyese. Pidió el mundial del 95 de rugby para Sudáfrica.

Apoyo públicamente a la selección de rugby, con absoluta mayoría de blancos, solo había un negro. Se creó un nuevo himno. Un himno que en un principio fue rechazado por el equipo rugby y la raza blanca, pero aquí surgió la figura de Francois Pienaar, su capitán que exiguo y convenció al equipo que lo cantasen en todos los partidos.

La selección poco a poco fue progresando en el mundial y el himno era cantando en cada partido. Al principio el estadio estaba callado y ni siquiera los jugadores la cantaban, pero poco a poco se fue produciendo un cambio.

En la final contra la temible Nueva Zelanda, el himno fue cantado por los jugadores y por los más de 60.ooo asistentes al estadio, la mayoría de raza negra. El partido de gano de manera milagrosa con una defensa a ultranza de la Sudáfrica (no olvidemos que las apuestas deportivas estaban 10 a 1 a favor de los All Black de Joah Lomu). El himno se volvió a cantar después de Mandela con una camiseta verde y oro le diese el trofeo a Piennar. La emotividad del estadio fue tremenda y casi toda seguridad la nación lo vio y oyó.

Las palabras de Piennar en una entrevista final fue posiblemente el pegamento de una nación, una única nación, Sudáfrica.

En la actualidad, Springbok cantan este himno de unión en cada partido y se puede ver como si es en casa el estadio entero suele acompañarles con orgullo y emoción.

Sudáfrica en la actualidad ha dejado atrás su historia racista, con dificultades eso sí, pero siempre con el espíritu Springbok en sus corazones.

 

El himno unificado. Negros y blancos lo han hecho un símbolo de unión entre razas.

La mano  en el corazón de los jugadores lo dice todo, algún jugador incluso con los ojos brillantes de la emoción

Tremendo documental sobre todo los anterior escrito. 10 minutos llenos de emoción

Palabras de Mandela en este documental: "El deporte puede crear esperanza, donde antes solo había desesperación. Es más poderoso que los gobiernos, para derribar barreras raciales"·

Después de la muerte de Mandela, el equipo de Sudráfica se unió una ultima vez delante de la estatua de Mandela y entonaron el himno. Si quereís ver estas imágenes, pulsad aquí.

Nueva Zelanda

El rugby en esta pequeña gran isla, es un deporte nacional. Casi todos los niños en la escuela lo practican y es la gran potencia dominante con solo dos millones de habitantes.

En esta isla, hubo unos antepasados maorís que en estos momentos ya están extintos, pero que son la base de la cultura Neozelandesa. Debido a ello, el equipo de rugby desde tiempos inmemoriales practica la Haka. Es un tipo de danza de guerra maorí antigua que se usaba tradicionalmente en el campo de batalla y cuando los grupos se reunían en paz. El haka es una demostración feroz del orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. Algunas de las acciones del haka son dar golpes violentos con los pies, sacar la lengua de manera protuberante y dar palmadas rítmicas en el cuerpo para acompañar un canto fuerte. Las palabras del haka suelen describir poéticamente los ancestros y los sucesos de la historia de la tribu.

Todos los neozelandeses saben recitar el haka Ka mate, ka mate como si fuera su himno nacional. Se enseña en las escuelas y en los entrenamientos de equipos de rugby infantiles.

Sin duda la isla ha querido que gracias al deporte no se olviden de sus raíces

Os dejamos este tremendo video entre la selección de Gales y Nueva Zelanda, dos equipos pequeñas naciones con equipos de rugby "milagrosos" por su escasa población. Se pude ver la feroz haka de Nueva Zelanda y la respuesta Galesa. No tiene desperdicio, impresionante.

 

Tremenda respuesta a la Haka

Australia

Australia, una isla enorme que se considera casi como un continente, que fue habitada por recrusos ingleses y que en su 90% del territorio es desierto. Habían masacrado a la población local, los aborigenas, pero gracias a un deporte, el Rugby han conseguido aunar a toda la población. Parece ciencia ficción, pero es la realidad, gracias al Rugby los aborigenas pueden mantener su identidad, fue la chispa que hizo que el país reconociese sus derechos (esa es otra preciosa historia que contaremos mas adelante). Otro gran ejemplo de que el deporte puede mover montañas, es su himno en los partidos oficiales. Es el único país del mundo en donde muchas veces, no se toca el himno oficial (en partidos de rugby), sino el himno oficioso, "Waitzing Matilda", un himno que es reconocido por todas las entidades del país. Al orlo en directo con todo el estadio puesto de pie (momentos finales del video), se te pone los pelos de punta si conoces la historia que hay detras.

Sin duda el deporte puede llegar a donde otras entidades, con programas, con discursos, elecciones o lo que sea no puede llegar. Australia y su "Waitzing Matilda" es un claro ejemplo.

#t=31

El himno oficioso de Australia, todas las razas están presentes

Comentarios